Los ejercicios de Kegel fueron desarrollados por el ginecólogo Arnold Kegel, enseño a fortalecer los músculos del suelo pélvico a mujeres que padecían incontinencia urinaria de esfuerzo. Kegel argumentaba que esta técnica podía evitar la necesidad de someterse a una cirugía, y de hecho fue así. Casualmente muchas de ellas experimentaron un orgasmo por primera vez.

Algunos investigadores informaron que los hombres pueden experimentar orgasmos múltiples cuando practican ejercicios de contracción del suelo pélvico.

Los ejercicios de Kegel fortalecen principalmente el musculo pubocoxígeo que es en realidad un grupo de músculos, tanto en hombres como en mujeres, que conecta el hueso púbico con el coxis, sosteniendo los órganos sexuales internos, la uretra la vejiga y el recto, impidiendo que se descuelguen.

Para hacer una analogía podríamos decir que los musculoso del suelo pélvico son como un trampolín. El hueso púbico en la parte frontal del cuerpo, y el coxis, en el extremo inferior de la columna vertebral, serían las estructuras rígidas de un trampolín.

Los ejercicios de Kegel tensan estos músculos, de este modo garantiza que la vagina, la uretra, la vejiga y el recto estén bien sujetos.

Según un estudio realizado a 281 mujeres que avían visitado la clínica de terapia sexual, posteriormente se dividieron en tres grupos: las que no eran capases de experimentar un orgasmo, las que solo podían hacerlo a través de la estimulación del clítoris y las que podían experimentarlo tanto a partir de la estimulación del clítoris como de la vagina.

Este último grupo de mujeres eran las que presentaban una mayor firmeza de los músculos del suelo pélvico, mientras las que no podían sentir orgasmo eran las que presentaban los músculos del suelo pélvico más débiles.

El grupo que podía experimentar un orgasmo a través de la estimulación del clítoris presentaban una firmeza muscular intermedia. En otras palabras existe una correlación entre la firmeza de los músculos del suelo pélvico de la mujer y sus respuestas orgásmicas. Llegando a la conclusión  que los ejercicios de Kegel incrementan la probabilidad del orgasmo.

Leave a comment

Tacto Consciente © 2020 All rights reserved.