¿Tienes dudas o miedos?

El primer paso para empezar la Terapia es reconocer que la persona no puede afrontar sola una situación que le genera angustia, como puede ser un trastorno de ansiedad, un complejo, los miedos y preocupaciones. Es importante ratificar que las emociones reflejan en nuestro cuerpo y pueden provocar diferentes enfermedades, por ejemplo las Disfunciones Sexuales. Hay diferentes enfoques para abordar la Terapia según la necesidad del paciente. La elección del tratamiento adecuado es vital para comenzar.
El Psicoanálisis trabaja con la asociación libre. Es fundamental que el paciente diga libremente todo lo que le pasa por la cabeza, por más mínimo que le resulte o incluso una “tontería”. El Terapeuta trabaja con la atención flotante, es decir que escucha al paciente sin privilegiar ningún elemento del discurso, dejando salir su propia actividad inconsciente. Se tienen en cuenta los sueños, chistes, olvidos y actos fallidos. La Terapia pone el foco sobre aquello que el paciente desconoce, el inconsciente, y que se expresa a través de lo enunciado previamente.

La Terapia no siempre es divertida o relajante…puedes salir con dolor de cabeza, cansado, a veces tu Terapeuta te dirá cosas que no te gustan, puedes llorar porque se removerá un recuerdo doloroso, enfrentarás con coraje lo que usualmente evitas, por todo eso sólo los valientes salen de la zona de confort para empezar la sanación.
Sanar puede ser incómodo pero libera y provoca una sensación de bienestar físico/emocional.

Leave a comment

Tacto Consciente © 2020 All rights reserved.