Para empezar, debemos comprender lo que sucede a la persona tímida. Básicamente tiene miedo y se preocupa mucho por lo que pensarán de ella. Cuando se trata de relaciones, ya sean amorosas, sexuales o de otro tipo, es común llegar preguntas angustiantes en nuestra cabeza, como: ¿Qué pasa si hago todo de manera equivocada?, ¿Qué la gente va a pensar de mí?, ¿Será que puedo hacerlo?; entre otras.

La persona que tiene todo esto en la mente se queda con una mezcla de sentimientos y emociones que molestan, entristecen, provocando un alto grado de ansiedad y el escenario es perfecto para nuevos pensamientos aterradores, o sea, la repetición de patrón de los pensamientos.

Es un gran desafío controlar la mente, los pensamientos y todo lo demás que de alguna manera puede aumentar las ideas negativas que tiene la persona tímida sobre la posible reacción de los demás. El primer paso puede ser simplemente aceptar tu forma de ser, tu timidez. Sin muchas cobranzas. Mucho menos si crees que eres la peor persona del mundo en las relaciones amorosas ¡No eres nada de eso!

El siguiente paso es tratar de estar lo más cómodo posible en la relación. Veamos un ejemplo. ¿Necesitas más tiempo para conocer a la persona que está a tu lado y luego sentirte más cómodo y seguro para empezar algo más íntimo? ¡Tranquilo! ¡ No te preocupes! Así que date ese tiempo. Esto te hará bien ya que respetará tu forma de ser.

La persona que vive lidiando con la timidez tiene dilemas y incomodidades que provocan baja autoestima pero poco a poco puedes darle la vuelta a este juego. Y este es otro consejo precioso: tenga paciencia contigo.

No existe una única manera de experimentar el placer juntos. Las caricias, los abrazos, los deseos, las fantasías… En fin, todo lo que ocurre en la Sexualidad de una pareja tiene variaciones, cambios y por eso es importante la comunicación y sobretodo sentirte cómodo para hablar libremente.

Sabiendo esto, es importante no preocuparte tanto por el juicio de los demás por lo que pensarán de tu forma de ser. Cada persona tiene una forma única. Esto debe respetarse. Pero hay más: es precisamente la forma única de cada persona la que aporta más encanto y placer en la relación. Si tu camino es tímido, ¿y qué? El encuentro íntimo contigo puede ser muy placentero, sí. Asegúrate de eso.

Lo que quiero decir aquí es que el mundo está lleno de formas de ser y posibilidades fascinantes. Sin embargo, contrariamente a esta idea, es común que las personas estén luchando por encajar en moldes ya preparados, patrones de comportamiento que parecen ser mucho más valorados por la sociedad en general que la forma especial de cada uno.

Leave a comment

Tacto Consciente © 2020 All rights reserved.